dilluns, 19 de maig de 2014

72.- Al Doctor Mas Robles, médico de la enfermería. .


Médico generoso, a todos das remedios…
Y a veces examinas mi herido corazón…
Para curarlo todo pones todos los medios,
¡a falta de remedios curas por sugestión!
A tu lado otros médicos son sólo advenedizos
y es el más infalible tu arte de curar:
con genial ocurrencia curas los panadizos,
¡la sarna … mas los piojos no nos puedes matar!
Reposamos en tierra, dormimos sobre paja;
dos sopas cada día nos podemos comer;
las ratas nos dan guerra; el cerebro trabaja;
¡diez y siete mil hombres nos son todo el placer!
Y todo lo resuelve tu humor de buena gana
y entre tantos dolores sonríe tu alegría…
Decoran con primor la triste enfermería…
¡tus farolillos a la veneciana!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada