dimarts, 20 de maig de 2014

68.- A Joaquín Riego, ironista y empleado de Correos.


.
A veces con sonrisa burlona me consultas,
simulas elogiarme y me llamas filólogo;
mas como tu malicia medianamente ocultas,
permite que yo mismo establezca mi apólogo.
Sé escribir tonterías en cuatro o cinco idiomas
y puedo comprenderlas en otros dos o tres;
no me irritan ni pueden ofenderme tus bromas,
español que no sabes el francés ni el inglés.
Tu voz grave y enfática, engolada y sonora,
no canta ni modula nada más que español;
te espanta la Gramática… y no sabes que otrora
fue cuando en tierra hispánica no se ponía el sol.
Prefiero la riqueza de variados matices
y lo que pierdo en fuerza gana en extensión…
Tú, que tan a menudo no sabes lo que dices,
¡quédate el rancio orgullo de un único blasón!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada