dimarts, 20 de maig de 2014

58.- A Juan Nieto, fiscal del Tribunal de Espionaje.


.
No te he visto togado, mas sí semidesnudo,
cuando, a primeras horas de la fría mañana,
te vas, con paso firme y aspecto “corajudo”,
¡a tomarte solemne tu ducha cotidiana!
Aquél que osó llamarte así: “Doña Clotilde”,
al ver tu aparatosa diaria exhibición,
ignora que debajo de un exterior humilde
¡quede ocultarse el alma de un rugiente león!
Rugiste… no en la jaula, más quizá sí en el foro,
pidiendo inexorable alguna ejecución;
mas creo, sin que ello te pueda ser desdoro,
que obraste en cada caso como un justo varón.
Si amas los latinajos y el derecho romano,
nunca dejas de ser un hombre liberal;
tienes un verdadero espíritu cristiano
¡y brillan en ti chispas de mística social!
Entre tantos juristas como hay en la barraca,
Nieto es quien demostró lo que vale y lo que es;
y no hace como alguno, que es tan sólo de alpaca,
¡que dice “encorajado” traduciendo el francés!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada